Nuestra Adoración

Adoración es nuestra respuesta a quién es Dios y a lo que El ha hecho por nosotros en Cristo Jesús. En nuestra Iglesia creemos que esto significa vivir vidas doxológicas en las que cada aspecto de ellas sea ofrecido a Dios como un acto de adoración (Rom. 12:1-2). En otras palabras, nuestras vidas deben ser un culto de adoración. Pero además de adoración en este sentido amplio, creemos que en obediencia al mandato del Señor, debemos reunirnos en el Día del Señor, es decir Domingo, para la Adoración Corporativa (también conocida como “Culto Público” o “Servicio de Adoración”) para colectivamente encontrarnos con Dios.

 

El Propósito de la Adoración Corporativa

 

Cuando nos reunimos públicamente para adorar corporativamente al Señor, nuestro propósito principal es glorificar a Dios, esto es, dar a Dios la gloria debida a Su Nombre (Sal. 29:1). Es por eso que el nombre “Servicio de Adoración” es apropiado ya que en el Culto, los siervos de Dios vienen ante El para servirle. Al hacer esto, también disfrutamos la bendición de estar ante la presencia especial de Dios con Su pueblo.

 

Distintivos

 

La Adoración Corporativa de la Iglesia “Jesús” es:

 

  • Bíblica. Tenemos el firme propósito de que la Adoración Corporativa sea de acuerdo a lo que Dios ha ordenado en Su Palabra Escrita y no de acuerdo a nuestras imaginaciones, gustos o preferencias personales. En este sentido, todo lo que sucede en el Culto es guiado por la enseñanza de la Palabra de Dios.

 

  • Litúrgica. La palabra “liturgia” significa una serie de prácticas rutinarias que dan forma a un servicio religioso. La Adoración Corporativa de nuestra Iglesia es litúrgica en el sentido de que regularmente sigue un Orden Estándar que llama a las personas a responder y a participar.

 

  • Histórica y Contemporánea. Porque creemos que la Iglesia del presente debe mantener solidaridad con los creyentes de todas las épocas, la Liturgia de nuestra Adoración Corporativa incorpora y combina expresiones históricas de la Fe Cristiana tales como Credos y Confesiones y los himnos bíblica y doctrinalmente ricos de nuestra herencia Cristiana y Reformada, con expresiones contemporáneas como estilos musicales apropiados del presente. También, el Culto incorpora el uso de símbolos cristianos tales como colores litúrgicos y otros elementos litúrgicos tradicionales. 

 

  • Trinitaria. En nuestro Culto Público rendimos honor y gloria a las Tres Personas de la Trinidad: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

 

  • Intergeneracional. Porque estamos convencidos que tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento, la congregación incluía a la familia entera, intencionalmente incluimos a las siguientes generaciones en nuestra Adoración Corporativa. Los niños permanecen en el Culto y solamente los niños más pequeños, y a discreción de sus padres, salen para clases después del Sermón a los Niños. Se ofrece servicio opcional de cuna para bebés durante el Culto.

 

  • Evangelística. Si bien el Culto es primariamente un diálogo entre Dios y Su pueblo, nuestra Adoración corporativa busca proclamar el Evangelio a los no creyentes presentes en el Culto a través de lo que llamamos “Evangelismo Doxológico” es decir, la exaltación de las grandezas de nuestro Señor y al exponerles al Evangelio a través de las canciones, oraciones, la lectura y la exposición de la Palabra y al permitirles atestiguar la administración de los Sacramentos.

 

IMG_8282
WhatsApp Image 2020-02-10 at 6.05.22 PM.
IMG_8369
IMG_8287
IMG_8306
IMG_8370
  • facebook-square